miércoles, 15 de octubre de 2008

AUSCHWITZ III (BUNA - MONOWITZ)

Único complejo que no se visita, era un campo de trabajo esclavo para la empresa IG Farben, un conglomerado alemán de compañías químicas. Inicio sus operaciones en mayo de 1942, y producían combustibles líquidos y goma sintética. A intervalos regulares, se hacían revisiones sanitarias por parte del personal medico de Auschwitz II, con el fin de enviar enfermos y débiles a las cámaras de gas de Birkenau. Después de la guerra, el Gobierno polaco tomo posesión de la planta química. En la Alemania Nazi, comenzaron a producir el gas Zyklon B, veneno que era comúnmente usado en la época para espulgar. Durante el Holocausto, este gas fue usado como agente letal en las cámaras de gas de los campos de exterminio. El conglomerado fue disuelto después de la Segunda Guerra Mundial. IG Farben consistía en las siguientes compañías más importantes y varias pequeñas:

AGFA (Aktien-Gesellschaft für Anilin-Fabrikation), Berlin
Cassella, Fráncfort del Meno
BASF (Badische Anilin und Soda Fabrik), Ludwigshafen am Rhein
Bayer, Leverkusen
Farbwerke Hoechst (en la actualidad Sanofi-Aventis), Höchst
Chemische Werke Hüls, Marl (fundada en 1938)
Chemische Fabrik Kalle, Biebrich

El Zyklon B era la marca registrada de un insecticida a base de cianuro que se usó en la Alemania Nazi durante el Holocausto, para asesinar a millones de personas. También conocido como Cyclon B, consistía en ácido cianhídrico (ácido prúsico), además de un estabilizador y un odorante de advertencia. Con este se impregnaban pequeñas bolas absorbentes, discos de fibra, o tierra de diatomeas. Se almacenaba en envases herméticos; al contacto con el aire, producía cianuro de hidrógeno gaseoso (HCN). El Zyklon B todavía se produce en la República Checa bajo la marca registrada Uragan D2 para exterminar insectos y roedores. El Zyklon B se usó inicialmente para controlar los brotes de tifus. En enero o febrero de 1940, se utilizaron a 250 niños gitanos de Brno en el campo de concentración de Buchenwald para probar el efecto del gas. En septiembre de 1941 se realizaron experimentos con Zyklon B en Auschwitz I. El 3 de septiembre de ese año, 600 prisioneros de guerra soviéticos fueron gaseados con Zyklon B, siendo ésta la primera experimentación con el gas en el campo de Auschwitz. El Zyklon B lo suministraban las compañías alemanas Degesch y Tesch, bajo licencia del dueño de la patente, la empresa IG Farben. Tesch proporcionaba 2.000 kg al mes, y Degesch 750 kg. Los nazis pidieron a Degesch que produjese Zyklon B, sin el odorante de advertencia, pero éstos se negaron ya que significaría perder la licencia industrial. Después de la guerra, una corte militar británica juzgó y ejecutó a dos directores de Tesch por proporcionar el producto químico. Irónicamente, el Zyklon B fue desarrollado en la década de 1920 por Fritz Haber, un judío alemán que fue forzado a emigrar en 1934. El uso de la palabra Zyklon continúa incitando reacciones airadas de los grupos judíos. En 2002, las empresas Bosch, Siemens, Hausgeräte y Umbro fueron forzadas a renunciar a sus tentativas de utilizar o registrar la marca para sus productos. El Zyklon B era colocado desde el techo dentro de las tuberías, una vez que las víctimas quedaban encerradas. El Zyklon B reaccionaba con la humedad ambiente interna proporcionada por las personas, y estas sufrían en primer lugar sofocación. Posteriormente perdían el control de los esfínteres por la anoxia. Como resultado de ellos, las víctimas se orinaban y defecaban sin control, mientras que las mujeres en regla menstruaban desmesuradamente. Luego venía la inconsciencia, la muerte cerebral, el coma y la muerte, entre 20 y 25 minutos después de ingresadas las dosis de veneno. La muerte no es instantánea como se puede deducir sino debida a una sofocación creciente en las víctimas. En las memorias de Miklos Nyiszli, uno de los escasos supervivientes del sonderkommando de Auschwitz y médico patólogo de profesión, puede leerse que en la cámara de gas, el sonderkommando encontraba los cadáveres en capas. Abajo los más débiles (ancianos, niños), en el medio las mujeres y arriba del todo los más jóvenes y fuertes...Todo ello fruto del tiempo que duraba la agonía por el gas.

No hay comentarios: