miércoles, 22 de octubre de 2008

HOY HE...

LLORADO POR DENTRO…EN UN SUPERMERCADO

Una viejecita con algo de parkinson se le ha resbalado de las manos un paquete de arroz, reventándose y esparciéndose parte del contenido por el pasillo del súper. La mujer se ha quedado tan colapsada que no atinaba a moverse, se podía sentir su miedo, su indefensión, como iba paulatinamente borrándose del mundo.

REIDO POR FUERA…EN EL TREN

Esta tarde llovía sin ganas, aquella lluvia que no te anima a sacar el paraguas porque piensas que durara poquísimo, pero cae lo justo como para dejarte los pelos como una loca. Iba a un sitio importante, así que ya en el tren he aprovechado el reflejo del cristal de la ventana, he sacado mi kit de súper vivencia y me he puesto a peinar mi larga cabellera azabache (figura poética). Cual ha sido mi sorpresa al ver que estaba parada en una estación, y me miraba muy divertido un señor sentado en un banco del andén. Cuando le he devuelto la sonrisa ha sacado algo de su calcetín… ¡un peine! ¡Y me lo ofrecía! Pero no contento con eso, ha sacado de su bolso… ¡un cepillo! Riéndome divertida, he mirado mi mini neceser de la Barbie, y acariciándolo cual mascota, le he jurado que nunca lo abandonare por ningún cepillo ajeno.

6 comentarios:

Marisabidilla dijo...

Pobre viejina. Hace poco estuve trabajando de ayuda a domicilio de una señora con 60 años que tenía principio de Alzeimer, la pobre no podía hacer la compra sóla porque se desorientaba de tal manera que luego era incapaz de saber como pagar o volver a casa. Da mucha penita verlas tan indefensas.
Pero bueno, ahí ha estado ese hombre con su peine en el calcetín (WTF??) que parece que te ha arreglado el mal cuerpo, qué majete.

¿Cuándo te vas a Irlanda?

Anna dijo...

Es una pena, vivimos mas pero asi...yo paso...

Aynnnsss el señor del peine, que risa

Tu quieres saber mucho...en noviembre...ala

canichu dijo...

un peine del calcetín? sin comentarios aparentes...

Anna dijo...

Te lo juro, cual navaja de Curro Jimenez

Marga dijo...

Seguro que él se hubiera quedado más alucinado que tú, si le hubieras enseñado todo lo que podemos llegar a llevar en nuestros kits de supervivencia. Claro que a lo mejor tu kit es realmente de supervivencia y llevas lo básico. Yo es que le llamo caja de herramientas y llevo todo tipo de porquerías, para un barrido y para un fregao, que nunca se sabe.

Bso

Anna dijo...

Te imaginas que empezamos un duelo de objetos inutiles, yo sacando las tiritas, los analgesicos etc...y el mientras tanto sacando de sus calcetines una llave inglesa, un pegamento etc. juajuajua