domingo, 19 de abril de 2009

CUARTA INCURSION - MALTA












Un paseo por el extremo este de la Isla de Malta nos lleva primero a ZABBAR al Noreste de la Isla, es la quinta ciudad en importancia de Malta y la preside su iglesia de un estilo “barroco desbordante”, o eso es lo que decía nuestra guía de bolsillo, así que no teníamos excusas para no ir a comprobarlo. El mar nos llamaba de nuevo y recalamos en MARSASKALA, una bahía larga y estrecha con un pequeño puerto, la iglesia tiene un campanario al estilo veneciano, muy peculiar. Pero el recuerdo mas vivo que me llevo del lugar es el atracón de mejillones, gambas y almejas, ahí dejo eso. Para digerir tal manjar que mejor que rodar por la costa hasta ST. THOMAS BAY, una autentica bahía de pescadores, con autentico gusto y aroma a sal. La poca profundidad del agua y los pequeños bancos de arena hacen de la bahía un buen lugar para bañarse. La playa, que sólo tiene una parte de arena, es famosa entre los malteses, y no se ha convertido aún en un lugar de vacaciones. La bahía es ideal para hacer windsurf. Mas hacia el sur y camino de MARSAXLOKK, es aconsejable desviarse por un camino rural hasta DELIMARA POINT, todo el trayecto en si es una delicia, encontrareis muchos paseantes, es muy agradable la brisa marina, y los olores a plantas aromáticas. Al final encuentras un faro y una estación de comunicaciones militar. Desde arriba no puedes apreciarlo, pero en el agua, bajando el acantilado hay una pequeña roca de forma cuadrada que es el punto de referencia de la zona de buceo. Se llega con una embarcación. Hay un arrecife sumergido a una profundidad de unos 9 metros que llega hasta los 12 metros donde aparece un acantilado vertical que desciende hasta los 25 metros. También hay una cueva y un túnel vertical detrás de la parte superior del acantilado. El fondo tiene algunas rocas grandes, entre las que se puede ver algún escurridizo mero. Después de estas rocas, en el fondo de arena, se pueden ver, a veces, algunas rayas. Durante todo el recorrido se pueden ver otros peces y más vida marina. Des de este punto también se puede divisar la bahía de MARSAXLOKK y su puerto de mercancías. En MARSAXLOKK cada domingo se convierte en un gran mercado de pescado al aire libre, y es que es su principal sustento de la población. Las barcas, llamadas luzzus, son de colores vivos rojos, verdes, azules, amarillos y siempre llevan en la proa el Ojo de Osiris, talismán de la buena suerte, que aleja los espíritus y los envía al fondo del mar.

No hay comentarios: