lunes, 13 de abril de 2009

LA ORDEN Y EL HALCON


Jerusalén, año 1187. Tras meses de cruentas batallas, las tropas del sultán Saladino conquistan la ciudad de los Santos Lugares. Su llegada significa la expulsión de los caballeros de la Orden de San Juan, que desde 1050 cuidaban y protegían a los pobres y los peregrinos de la Tierra Santa, y el arranque de su errar a través del Mediterráneo, en busca de tierras donde permanecer. La odisea se acabó el día 24 de marzo de 1530. Ese día, el rey Carlos I de España cedió a perpetuidad a la Orden de San Juan la isla de Malta. Desde entonces, la Orden sería conocida como la de Malta. A cambio del noble gesto, el rey sólo impuso el pago de un simbólico tributo: un halcón maltés. Cada año hasta 1798, cuando Napoleón conquistó la isla, los caballeros regalaron a los reyes de España un halcón adiestrado en la caza, que el Gremio de los Halconeros custodiaba en Carabanchel. Ahora, 475 años después del primer tributo, la tradición revivirá. "En 2005 se cumplen los 475 años desde la cesión de Malta, pero también los 30 de reinado de Juan Carlos I. Era un buen momento para recuperar esta fascinante tradición", cuenta Antonio de Castro y García de Tejada, halconero mayor del reino y promotor de la recuperación. "El 4 de septiembre, con una ceremonia oficial en Malta, ante las autoridades locales y la Guardia de Honor del país, los malteses entregarán a la delegación española un halcón. Nosotros lo llevaremos a Madrid para ofrecerlo al Rey, realizando el mismo viaje que los caballeros hacían entonces". Y prosigue: "La Orden de Malta siempre tuvo una relación muy estrecha con la corona de España. Pero, en cierto sentido, el halcón maltés se puede ver no sólo como un tributo a la Monarquía sino también a la construcción de Europa". La Orden fue fundada en torno a 1050 por unos comerciantes amalfitanos, pero muy pronto se afiliaron a ella caballeros de toda Europa. La estructura supranacional que la regía ofrecía representación paritaria a las ocho grandes regiones en las que la Orden había dividido el continente: una especie de ancestral concepto de Comisión Europea. La historia del halcón maltés ha inspirado muchas obras. Entre ellas, destaca la primera película de John Houston, protagonizada por Humphrey Bogart, y rodada en 1941. En ese filme, El halcón maltés -que según los críticos representa la fecha de nacimiento del cine negro-, el halcón regalado era en realidad una pieza cubierta de joyas y diamantes. La Orden de Malta tiene hoy unos 11.500 caballeros y damas. Su sede está en Roma, tiene relaciones diplomáticas con 93 países, expide sus propios pasaportes y acuña monedas. Su misión sigue siendo la asistencia médica y social de los necesitados.


4 comentarios:

canichu dijo...

¿sabes que Malta aún le da un halcón anual a la Casa del Rey de España?

Anna dijo...

no lo se seguro, pero creo que si

canichu dijo...

era una pregunta afirmacion.

Anna dijo...

ahhhhhhhhhhhhhhhh y para que lo querra el JuanKA ??