domingo, 12 de abril de 2009

PRIMERA INCURSION - MALTA




MDINA

BUS MALTES



ST. PAUL'S BAY

Para moverte por la isla de Malta aconsejo el coche de alquiler, las distancias son cortas y las carreteras principales no están del todo mal conservadas, luego tienes las carreteras rurales que esas ya son de menos anchura y con muchos agujeros, baches, bultos etc. Son 246 Km2 de isla que te permite plantarte en 30 minutos del este al oeste, aunque según las carreteras en horas punta puede haber algo de atascos, y la velocidad máxima creo recordar que no pasaba de los 80 Km/h. Eso si, antes deberás superar el miedo que te puede producir el tener que conducir con el volante a la derecha y circulando por la izquierda, y te habitúes a la característica forma de circular de los malteses, será pan comido. Si aun así te asusta la idea, puedes usar el autobús publico, unos Bedforts de los 60 traídos desde Inglaterra de color amarillo muy pintorescos que recorren todas la isla en una amplia red que llega a todas partes, con un gran numero de autobuses, líneas y frecuencias. El tema de que no cierren las puertas cuando circulan, y que los conductores lleven toda suerte de vírgenes y estampitas en el salpicadero no tiene porque ser un mal síntoma.

En la zona Noroeste de la isla, en QAWRA y ST PAUL’S BAY encontramos varios hoteles, zonas de restaurantes, un gran paseo marítimo muy agradable y multitud de vejestorios ingleses la mayoría de ellos motorizados en una suerte de sillita con manillar, aquello era Cocoon a lo bestia, el reino del colesterol, las grasas saturadas, las tardes de bingo y las pieles al borde del pergamino de tan expuestas al sol.

La primera inspección a la Isla nos llevo al Suroeste, concretamente DINGLI, MDINA Y RABAT. En DINGLI nos impresiono su iglesia de gran tamaño, la multitud de estatuas de santos y vírgenes en las fachadas y ventanas de las casas, así como en las esquinas de las calles, eso nos dejo muy claro que estábamos en un país con raíces muy cristianas y católicas. Otra característica de muchas casas era su alto mástil en la parte superior, y otro en la fachada de donde colgaban grandes banderas, así tampoco se nos iba a olvidar que estábamos en una isla, y el mar era parte fundamental de la vida de los malteses.

MDINA, es una ciudad amurallada medieval, anteriormente llamada Citta Vecchia, fue la capital del país hasta que la sustituyó La Valetta en 1570. Tiene 2.500 m² y cuenta con muy pocos habitantes, pasear por sus silenciosas calles, entrar en los palacios y edificios religiosos del siglo XV, es toda una experiencia. Así como subir a la bastida y contemplar las vistas. RABAT es la población fuera de las murallas, donde habitaba el pueblo humilde, hoy en día atrae los turistas, por las catacumbas de San Pablo y Santa Águeda.

No hay comentarios: