domingo, 19 de julio de 2009

GOMORRA

Ahora ya va tomando más sentido lo que veía cada mañana en Vía Galileo Ferraris de Nápoles. Cuando una fila de hormiguitas africanas cargadas con sacos llenos de bolsos de imitación, creados por chinos en la sombra de sus casas – almacenes, salían a venderlos por la ciudad y alrededores. Ahora ya van tomando mas sentido esas calles sucias de Nápoles, esos cargamentos apilados en el anonimato, el ruido incesante de un hierro quejumbroso que venia del puerto. Ahora ya van tomando sentido los chavales en motorino, ahora ya van tomando mas sentido esas miradas al entrar en el único bar visible de la Vía Emanuele Gianturco. Si no os da miedo saber mas, buscad estas coordenadas en la google map, que vuestros ojos corroboren toda la información real y dolorosa que desgrana el autor de este libro. Una obra catártica, sin concesiones e implacable, para que dejemos de cerrar los ojos a la realidad más sanguinaria del primer mundo. Genial la descripción austera pero veraz, a veces demasiado cargada de nombres y fechas de la organización delictiva, y recordad que no es una novela, sino un ensayo del horror de este autor valiente y comprometido.

No hay comentarios: