sábado, 10 de octubre de 2009

EL LABERINTO DE LAS ACEITUNAS




He leído todas o casi todas las obras de Eduardo Mendoza, y lo que voy a decir no parecerá un cumplido, pero desde mi punto de vista, lo quiere ser. Con este autor lo que me pasa es que leo sus obras pero con el tiempo voy olvidando la historia, y no puedo dejar de recordar su maravillosa, rocambolesca y rica forma de adverbiar y adjetivar la obra, como hace suyo el diccionario y aplica palabras veraces a sus historias surrealistas. Resumiendo, que me enfrasco tanto en su estilo personal, que se me olvida que es lo que estoy leyendo. Finalizado aquí mi cumplido, para muestra un botón, aquí va su bibliografía, pues os queréis creer que me he leído casi la mitad y mas de la mitad las he olvidado, pero se que me han gustado, caso raro donde los haya.



Tres vidas de santos (2009)

El asombroso viaje de Pomponio Flato (2008)

Mauricio o las elecciones primarias (2006)

El último trayecto de Horacio Dos (2002)

La aventura del tocador de señoras (2001)

Una comedia ligera (1996)

El año del diluvio (1992)

Sin noticias de Gurb (1990)

La isla inaudita (1989)

La ciudad de los prodigios (1986)

El laberinto de las aceitunas (1982)

El misterio de la cripta embrujada (1979)

La verdad sobre el Caso Savolta (1975)


Este libro es la segunda parte de una serie de tres libros, pero tampoco es una trilogía que te obligue a leerlo en orden, sino que su personaje principal siempre es el mismo, pero cada vez con aventuras más disparatadas de este caradura, irreverente, casi capullo integral, y perfecto caso de peligro publico, pero de buen corazón que se mete en unos laberintos insólitos.


- El misterio de la cripta embrujada (1979)
- El laberinto de las aceitunas (1982)

- La aventura del tocador de señoras (2001)


La historia se mantiene alta, hilarante, adictiva y brillante, al más puro estilo Mendoza, dejando como sello personal su extraordinaria inventiva verbal parodiando a los personajes y a un Barcelona de los 80 caricaturizada, si queréis reír, o como mínimo sonreír, este es vuestro libro.


No hay comentarios: