jueves, 1 de octubre de 2009

A PARIR CON RENFE

Que los trenes españoles de cercanías sufran retrasos, averías y que la información al usuario brille por su ausencia, no es nada nuevo. Lo que a mi me preocupa, y me jode a partes iguales es la nueva practica que se esta extendiendo cada vez mas en algunas estaciones, bastante concurridas, no se crean. Como sabrá mi querido usuario en bastantes estaciones hay maquinas expendedoras de billetes, y estas aceptan billetes, monedas y tarjetas de debito o crédito. Esta ultima modalidad va muy bien para todos aquellos que deben comprar bonos mensuales que valen un pico, y que cualquier persona de a pie no lleva ni 50, ni 70, ni siquiera en estos tiempos que corren, 20 euros en metálico por si la maquina no funciona. En fin, que no me voy a extender mas, que lo que ha hecho RENFE es invalidar las compras a través de los cajeros automáticos con tarjeta de debito o crédito, no las lee, supongo que hartos de fraudes o que prefieren dinero contante y sonante, pues ya no es posible, en el siglo XXI hacer una compra así. Lo peor del caso es que cuando pides ayuda a los renferiles, ponen en duda que tu tarjeta funcione, y cuando ya has probado con un par y solo te queda la del supermercado y estas pensando en meterla por otra ranura que no es la de la maquina, lo dejas por imposible. Siguiente paso, es ir a la ventanilla, y te atiende una señora que lleva solo 1 hora trabajando pero te contesta como si acabara de correr una maratón, con desgana y alucinación por partes iguales por semejante pregunta, y te dice que no acepan tarjetas de cedito o debito como formas de pago, y después de atenderte y extasiada de tanto agotamiento, pone un cartel y se va, así nos luce el pelo, y aun nos extraña que no salgamos de la crisis.

1 comentario:

jordi dijo...

que me vasa contar