domingo, 1 de noviembre de 2009

LA ARAÑA




A veces que un proyecto, una idea, o trabajo de cualquier disciplina se presente abalado por un nombre conocido, relevante, y aclamado en su género pues le da prestigio, y uno se anima y casi obliga a ir a ver el último invento del momento. Y como es en este caso, en la Casa Vinçon exponían una instalación luminosa diseñada por Jean Nouvel, y para allá que me fui. Pues bien, resulta que con ese extraño objeto colgado del techo me tenia que emocionar, sentirme libre y no se que cosas mas. Y lo único que pensé fue en que los de seguridad en el trabajo y el tío de la ISO no aprobarían para nada todos esos cables colgando, y esas luces desnudas para un puesto cómodo para el trabajador. Lo siento pero esta vez aunque me hayan disfrazado el producto de arte, no me han convencido.



4 comentarios:

Marisabidilla dijo...

Durante cinco años trabajé en una tienda de ilumincación. Lo dejé hace tres años. Recuerdo que las arañas de cableado estaban pelín pasadas de moda... y que viva la innovación y la seguridad, hombre ya

Anna dijo...

Hola Mari, que ilu volver a leerte, asi que trabajabas entre bombillas, eh ¿? en fin, si hija no soporto que quieren hacer pasar algo cutre por algo nuevo, innovador etc. ¿ como te va la vida, chiqui ? Besos, Anna

canichu dijo...

hace varios meses a amigas se fueron a vivir juntas y cuando lo tuvieron todo instalado llamaron a los amigos para ver la casa. Te aseguro que esta "lámpara" la habían improvisado para su cuarto de estar. Habían puesto los cables así, les gustó y se decidieron por no comprar una lámpara de verdad... decían que les gustaba porque parecía una araña... pero fuie fruto de la casualidad... Hay obras de arte que si las firma un famoso son la releche, y si las hace una persona corriente es menage del hogar...

Anna dijo...

Que alegria leerte a ti tambien Canichu, pues si toda la razon del mundo. Suerte que ahora ya han cambiado la expo. Ya os hablare de ella. Besos, Anna