viernes, 2 de abril de 2010

MARGOT Y LA BODA

Historia lenta, vacía, sin mucho sentido sobre una mujer imprevisible, desquiciante, con pataletas de niña pequeña. Donde la Kidman se quiere lucir demostrando que sabe interpretar personajes complicados, pero es que aburre hasta al más pintado. A quien le gusten los tratados sobre psicología, analizar las películas, y encontrar donde no hay, le recomiendo este trabajo donde el director parece que se ha divertido en cortar y copiar metrajes filmados sin mucho sentido. Y es que quien no tenga una familia rara, que tire la primera piedra.

No hay comentarios: