miércoles, 11 de agosto de 2010

EL MAR BALTICO


El Mar del Este o Mare Balticum es un mar interior o intracontinental de agua salada en el norte de Europa abierto al Mar del Norte y, finalmente, al océano Atlántico a través de los estrechos de Kattegat y Skagerrak. Los países que lo rodean son: Suecia, Finlandia, Rusia, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Alemania y Dinamarca. Su superficie es de 440.000 km² e incluye dos grandes golfos: el golfo de Finlandia, entre el sur de este país y Estonia, y el golfo de Botnia, entre la costa oriental de Suecia y el occidental de Finlandia. Es poco profundo (la media es de 57 m; la profundidad máxima es de 459 m al norte de la isla sueca de Gotland), lo que, unida a la poca apertura al océano, hace la renovación de las aguas muy lenta y favorece los problemas de contaminación. No hay prácticamente mareas y es uno de los mayores depósitos de ámbar del mundo. La baja salinidad del Báltico se explica por su alta latitud al experimentar poca evaporación, y combinada con una gran aportación de agua dulce por parte de muchos ríos que, debido a la ya mencionada estrechez de su comunicación con el océano, es muy difícil de evacuar y renovar con agua salada. En invierno cuando las temperaturas se mantienen muy bajas largo tiempo, el mar se llega a congelar en algunas zonas, y para muestra lo que paso en Marzo del 2010, cuando centenares de buques mercantes y cruceros se vieron atrapados por el hielo. Otra noticia des del Mar Báltico que nos llegaba en Julio del 2010 es que, una gran alfombra de algas azuladas formadas por bacterias, esta invadiendo el mar, casi el 90%, atraídas por las elevadas temperaturas y los fosfatos procedentes de la agricultura. Las agencias estatales de Medioambiente ya pueden ir buscando soluciones para la plaga de estos organismos que irritan la piel y provocan serios daños en los organismos de los animales cuando estos las ingieren masivamente. Se debe llegar a un acuerdo para proteger el medioambiente y frenar el uso excesivo de fertilizantes. Y es que parece ser que la estrategia que en 2008-2009 querían seguir diferentes organismos de la Unión Europea contra el deterioro de este Mar, para la mejora de las redes de transporte, y así aumentar la prosperidad de la región, aumentar la accesibilidad y el atractivo, garantizar la seguridad en la región no se ha llevado con mucho ahínco. Por lo que ahora deben trabajar mucho mas duro para reducir la entrada de nutrientes al mar a unos niveles aceptables, preservar las zonas naturales y la biodiversidad, incluidas las zonas de pesca, reducir el uso y el impacto de las sustancias peligrosas para convertirse en una región modélica para el transporte marítimo limpio, atenuar el cambio climático y adaptarse a él. Así pues, espero volver con noticias esperanzadoras sobre la salud de este Mar.

2 comentarios:

Gato dijo...

El ámbar y la leve profundidad, pintan un pasado distinto, tal vez un bosque anterior al periodo glacial. La tierra cambia, esta viva. Pero pensar, que nosotros la debemos cuidar como si fuera una planta, es un error. La debemos cuidar porque somos nosotros los que nos vamos a perjudicar, la tierra seguirá girando con, o sin humanos...

Por cierto, te escribo mientras pruebo un queso de oveja de España, "La Alberca", si me permites hacer el comercial.... huuuummmmm

canichu dijo...

Me gusta que hayas hecho este post.