jueves, 3 de febrero de 2011

NO OS PAGAMOS PARA PENSAR

Es triste no encontrar trabajo por ser demasiado joven o demasiado mayor, por falta de estudios o mil porqués que el empresario encuentra o inventa. Es triste tener que pasar horas en una cola, pasar por entrevistas inertes, ver como te rompen el curriculum en tus morros. No me malinterpretéis. Pero os digo ya desde aquí que los que tenemos curro la cosa se esta poniendo muy y muy peliaguda, que el moving esta a la orden del día entre compañeros y entre departamentos, que las imposiciones se están abriendo paso, que la tuerca se esta apretando para que los mas débiles de moral se rompan, las equivocaciones se están pagando con la vergüenza y el escarnio publico. Cuando era pequeñita oí un caso de un señor que por demasiado viejo fue obligado a pasar sus horas laborables sentado en una silla sin nada que hacer, a la empresa le salía mas a cuenta hundirlo como persona que echarlo a la calle con una indemnización algo digna. Y yo que creía que eso era algo puntual y que yo nunca lo llegaría a ver, pero no es así. En vez de ir hacia delante, vamos hacia atras. Me ha dicho un conocido que el cargamento de látigos esta ya en camino vía marítima, ir preparando las espaldas.

No hay comentarios: